Tomamos Decisiones desde la Irracionalidad – Economía Conductual

Desde hace algunos meses he estado estudiando acerca de la Economía Conductual – Behavioral Economics, entendida como la investigación científica en las tendencias cognitivas, emocionales, sociales y humanas para una mejor comprensión de la toma de decisiones económicas.

Este término empezó a tener gran relevancia luego de que Richard Thaler, economista de la Universidad de Chicago Booth obtuviera el Premio Nobel de Economía 2018, por sus estudios en la psicología de la economía, construyendo un puente entre los análisis económicos y psicológicos de la toma de decisiones individuales, que hasta ese entonces estaban completamente separados.

Hace poco estuve en un webinar de Behavior & Law, firma de consultoría y formación española, que se dedica al estudio de las Ciencias del Comportamiento Humano, en donde Isaac López, director del Departamento de Economía de la Conducta decía que saber de economía de la conducta permite entender como se construyen las decisiones para poder intervenir en cómo se toman, así que más me interesé aún más por el tema.

Actualmente estamos en momentos disruptivos donde nuestras prioridades están cambiando, nuestro enfoque hacia la vida y lo que es importante está teniendo un vuelco, por lo cuál nuestro proceso de toma de decisiones se está transformando igual.

Puedo ver en mi día a día, como el ser humano, tiende a tomar decisiones basadas en la irracionalidad, en sus emociones, intuiciones, más que en la razón, sin querer decir con esto que esté mal. Considero que el hombre tiene un componente racional fuerte, pero es evidente que para la toma de decisiones se basa mucho en  la irracionalidad (emociones).

Mis conocimientos como psicóloga y mi experiencia me llevan a resaltar los siguientes puntos clave en la toma de decisiones:

  1. En el proceso psicológico de toma de decisiones se ha comprobado que los humanos cada vez más tomamos decisiones rápidas, intuitivas y emocionales.
  2. Las emociones hacen parte de nuestra esencia y es importante entender que son parte importante de nuestra complejidad humana.
  3. Las emociones son subjetivas y pasajeras, tienden a enfocarse en el presente y a influir a veces de manera negativa en hacer análisis profundos de lo que es mejor para nosotros en el largo plazo.
  4. El cerebro siempre va a querer la ruta más simple y corta para ahorrar energía y simplificar sus procesos – Concepto de Economía Cognitiva.
  5. Nos gusta recibir satisfacción inmediata.
  6. Cambiar supone mucho esfuerzo, espera y es un proceso.
  7. Tenemos un sesgo de percepción selectiva: Nos enfocamos en la información que nos suena conveniente o afín.
  8. Debemos aceptar nuestras emociones, sesgos y resistencias e incorporarlas como parte activa en nuestra toma de decisiones, seguramente tienen algo importante qué decirnos.

Con todas estas connotaciones que influyen en nuestra toma de decisiones, el estudio de la Economía de la Conducta como ciencia, cobra gran importancia en diferentes ámbitos, pues en la medida en que comprendemos cómo el ser humano toma decisiones, así mismo podemos influir en cómo se construyen, ya sea desde nuestro rol como educadores, padres, empleados, líderes.

En la medida en que tenemos más conocimiento de la complejidad del ser humano, más podremos apoyarnos mutuamente para elegir de manera correcta.

Un tema que me apasiona como psicóloga y coach es comprender la manera en que nos comportamos y por ende cómo decidimos, les dejo entonces estos insights para tener en cuenta a la hora de tomar decisiones importantes en estos momentos.

Si quieres aprender más sobre Economía de la Conducta y sus campos de acción, escríbeme (consulting@mariaalejandravargas.com)

One Comment on “Tomamos Decisiones desde la Irracionalidad – Economía Conductual”

  1. Interesante el concepto. Casualmente vi parte de un documental que habla sobre la necesidad de entender el negocio de la drogas desde un punto de vista económico, ya que lugares como Buenaventura, Colombia, donde la gente vive en extrema pobreza, la decisión de hacerlo es más racional que irracional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.