La diferencia de preguntarnos Para Qué y Por Qué

Hoy quiero empezar mi Blog dando gracias a la vida. Hoy me siento afortunada porque las oportunidades y circunstancias me han permitido encontrar un camino que me llena muchísimo y que nunca creí que fuera posible.

He descubierto grandes habilidades en mí a través de estos 7 meses como consultora independiente. He emprendido camino sola, he fortalecido habilidades que creía no tener, he conocido gente maravillosa, he aprendido de otros y he conocido un mercado y un país que me ha abierto las puertas. Por todo esto y más me siento muy afortunada.

Todo esto se los comparto, porque en algún momento, cuando concluí mi historia como empleada y cuando cerré mi capítulo con una empresa que me dio tanto, me pregunté POR QUÉ me estaba pasando eso. Cuando me lo preguntaba entraba en un sinnúmero de explicaciones, juicios, raciocinios, que solo alimentaban mi tristeza por dejar algo que quería. Me enfocaba en sentimientos negativos de dolor, tristeza y en ocasiones de mucha rabia. Me sentía en un círculo vicioso que no me dejaba ver más allá. No encontraba respuestas, solo analizaba causas y efectos y me quedaba estancada en el problema.

En la medida en que los días fueron pasando y con la ayuda de personas muy valiosas para mi, logré quitar ese velo para hacerme una mágica pregunta. ¿PARA QUÉ ESTOY VIVIENDO ESTO? Realmente fue completamente mágico como mi mente empezó a abrirse y a conectarse con mi interior, con mi corazón. Dejé a un lado los juicios, las barreras y el dolor y sentí que podía mirar a un horizonte.

El PARA QUÉ me permitió con lo más profundo de mi ser, con mis anhelos, con mis emociones y desde allí empecé a encontrar más que respuestas aprendizajes. Encontré significados, encontré miedos y muchas oportunidades que se abrían. No puedo negarles que sentía ansiedad y angustia, pero lo que encontraba ya no me invitaba a quedarme estancada, sino que me invitaba a la acción.

Hoy después de unos meses de vivir en Panamá, de evaluar lo que ha sido esta aventura de la independencia valoro enormemente preguntarme a cada momento PARA QUÉ… Pues me invita a mirarme hacia adentro, me confronta con lo que debo seguir mejorando como persona, me conecta con mi DESARROLLO.

Hoy quiero hacerles esta invitación:

Cuando se vean enfrentando una situación, cualquiera que sea y que los lleve a juzgarse y a entrar en análisis infinitos sin salida, cambien la pregunta, conéctense con lo más profundo de su ser a través de un PARA QUÉ. Estoy segura que les abrirá puertas y que encontrarán grandes lecciones de vida y aprendizajes para seguir avanzando.

El PARA QUÉ nos conecta con nuestro PROPÓSITO DE VIDA y nos hace comprender de una manera amorosa aquello en lo cual debemos seguir trabajando como seres humanos para ser NUESTRA MEJOR VERSIÓN.

Los invito entonces a dejar los juicios del POR QUÉ y a conectarse con la infinidad de posibilidades de un PARA QUÉ.

Sígueme en Facebook y en Linkedin para que puedas comentar y seguir mis publicaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *