Mi significado del Servicio

El gran valor de servir está dado en encontrar la respuesta de para qué lo hacemos.

Recuerdo desde que soy pequeña, que siempre me atraía escuchar a mis amigas, oírles sus historias, problemas y así mismo veía como ellas confiaban en mí, les gustaba conversar conmigo y muchas veces, yo sin dar un consejo o una respuesta, me daba cuenta cómo el simple hecho de que ellas pudieran hablar, les generaba un alivio.

Así paso el tiempo y decidí meterme en el mundo maravilloso de la Psicología, estaba llena de preguntas acerca del comportamiento del ser humano. Me encantaba entender las teorías de los filósofos que trataban de explicar el por qué nos comportamos de cierta manera. Amaba las clases de Neuroanatomía; era maravillosos comprender la profundidad de nuestro cerebro. Me sorprendía cada vez más al darme cuenta lo maravillosos que somos por dentro. Realmente el hombre es un Ser muy hermoso por dentro y más aún por fuera. Pues la naturaleza nos ha premiado con el don del pensamiento, el discernimiento y la capacidad de ELEGIR.

Lo que más amaba de mi carrera, era saber que iba a poder tener elementos para entender y comprender al ser humano. Iba a poder salir al mundo más preparada para ayudar a las personas en su cotidianidad, en sus problemas, en sus dilemas existenciales. Creo que desde que me formé como Psicóloga he sentido que mi vocación y mi propósito de vida se expandió. Me siento feliz y orgullosa de mi profesión y siento que me dio grandes elementos para SERVIR.

Les cuento todo esto, porque a través de mi propia historia, me he preguntado acerca del propósito y vocación propio y de los demás y puedo decirles con plena convicción que TODOS vinimos a este mundo con la misión de SERVIR. Cuando reviso con mis clientes, amigos y familiares acerca de su misión en la vida, todos de una u otra manera me dicen que es para SERVIR; ya sea desde su quehacer profesional, ya sea apoyando a su familia, comunidad. Hasta los más abstractos y que menos contacto pueden tener con los seres humanos, están en este mundo para cumplir la misión de SERVIR a la humanidad y contribuir a un mundo mejor.

No voy a debatir en este artículo si estamos cumpliendo con el propósito de dejar un mundo mejor o no… Creo que es un tema amplio y extenso para otro foro… Pero sí quiero resaltar que de una u otra manera elegimos nuestras profesiones o nuestros roles diarios con la convicción, a veces clara y a veces no tanto de que queremos SERVIR.

Sin embargo, nos hemos preguntado ¿para qué servimos? Sentimos que lo hacemos con la convicción desinteresada de ayudar, ser bondadosos, escuchar, dar sin esperar recibir, o lo hacemos desde el EGO, la autosatisfacción y el orgullo?

Por la sola satisfacción de Servir

Para mí el gran valor de SERVIR, está dado en darnos cuenta que lo hacemos para y por el otro. Que lo hacemos con convicción, con AMOR y con pasión. Si hay logro personal, dinero de por medio, éxito y triunfos; esto es secundario, pero la motivación inicial y la pasión primaria para mí debe ser AYUDAR, DAR y APORTAR y contribuir a la felicidad y/o mejoramiento de la persona o comunidad que ayudamos. Yo estoy convencida que cuando servimos con amor y de manera desinteresada, la satisfacción es mucho mayor y esta satisfacción realmente da paz y felicidad.

 

Desde mi práctica e Coaching, puedo decirles que cuando tengo mis sesiones con mis clientes y termino las sesiones, me siento completamente plena, pero no por mí… Quien celebra no es mi EGO, ni mi sabiduría, pues de hecho no he puesto al servicio mis conocimientos, ni lo que sé. Lo que me genera mayor satisfacción de mi práctica cómo coach es servir desde la escucha, la empatía, la pasión por lo que hago. Allí siento que me pongo plenamente al servicio del otro para ser simplemente un INSTRUMENTO.

El coachee es quien descubre por sí mismo su potencial, no soy yo quien le dice que hacer y es allí donde veo como el estar presente, tener pasión, voluntad, escuchar sin juicios es mi manera de SERVIR. Amo cuando los clientes se descubren y se van comprometidos con sus planes, pero no por que yo soy la que supe que decirle, o porque YO SOY BUENA COACH… Lo amo porque he SERVIDO, porque a través de estos pequeños actos he ayudado al otro a ser mejor, a brillar y a vivir con más pasión.

Mi manera de SERVIR hoy, está basado en un servicio desinteresado y lleno de PASIÓN, el éxito no es lo que me llama. Lo que realmente me mueve es ese sentimiento de expansión y de plenitud que me acompaña cuando sirvo. Se ha vuelto mi motivación, mi alimento diario. SERVIR es lo que me mueve.

Y tu… ¿Para qué sirves?

Comenta y comparte mi Blog, siguiéndome en Facebook

 

4 Comments on “Mi significado del Servicio”

  1. Que lindo Maria !!! Tan cierto y tan sincero en ti. Tal vez lo más importante es que servir deja una satisfacción de largo plazo que la vida siempre te devuelve !!

  2. Bello tu artículo Maria Alejandra,verdaderamente hermoso, no hay satisfacción más grande que poder servir y ayudar al prójimo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *