¿Qué te dicen tus miedos?

El miedo es una emoción básica y primaria que hace parte de la naturaleza del ser humano. Desde el ser primitivo, el miedo le ha ayudado al hombre a protegerse, a progresar, a buscar mecanismos para defenderse y a subsistir.

Desde la mirada positiva…

El miedo desde lo positivo nos ayuda a ponernos alertas, nos permite auto protegernos, cuidarnos y desarrollar posibilidades que nos permitan avanzar hacia la seguridad. Desde el lado oscuro, el miedo nos paraliza, nos frena y nos hace dejar de brillar. El miedo desde el lugar oscuro nos impide ver nuevas posibilidades, no nos deja abrirnos a nuevas fronteras, ni explorar lo desconocido.

No importa desde qué lugar nos hable el miedo, si desde la luz o la oscuridad, lo importante es que logremos reconocer esta emoción y además que identifiquemos qué es lo que nos quiere decir.

Por lo general, nuestros miedos están aferrados a creencias que hemos venido construyendo a través de los años y que nos han ayudado a protegernos y a crear nuestra propia estabilidad emocional y física. Sin embargo, en la medida en que crecemos, cambiamos y evolucionamos, esos paradigmas o esas creencias, empiezan a quedarse cortos y nos frenan para seguir adelante en nuestro desarrollo.

Desde el Coaching…

Desde el coaching lo que trabajamos con el coachee es ayudarlo a identificar estas creencias, revisando para qué le han sido útiles en su vida hasta este momento, buscamos espacios para que el cliente agradezca a esa creencia por haberlo acompañado (pues algún beneficio ha traído a su vida y por esto existe) y luego lo ayudamos a desmitificar esa creencia, para convertirla en una más liberadora, más potencializadora y que lo ayude a ir hacia adelante.

Parece un proceso sencillo, pero toma tiempo, pues cambiar implica tiempo. Sin darnos cuenta vamos consolidando creencias que se basan en el miedo que nos van frenando e imposibilitando; éstas se van volviendo casi invisibles para nosotros y forman parte de nuestra vida, por lo tanto identificarlas es algo que toma tiempo, mucha apertura, auto observación y compasión con nosotros mismos.

Algunos miedos…

Algunas de las creencias limitantes más comunes que se basan en el miedo y que oigo con frecuencia en mis clientes son:

  • Miedo al Fracaso
  • Miedo a no ser querido
  • Miedo a perder el control
  • Miedo a mostrar debilidad
  • Miedo a no ser capaz

Estos miedos nos cierran las puertas de la vida y de la aventura, nos imposibilitan y nos frenan a explorar, a retarnos y a avanzar.

Hoy quiero preguntarte…

¿Qué te dicen tus miedos? ¿Te retan a seguir? ¿Te hacen levantarte para vencerlos o te frenan? ¿te llenan de máscaras y dudas?

Te invito a reconocer, trabajar y aceptar tus miedos. Ellos han estado ahí por algo y para algo. Te han servido por años para protegerte, sin embargo trata de pensar en ¿QUÉ ES LO PEOR QUE PODRÍA PASAR SI…?

¿QUÉ ES LO PEOR QUE PUEDE PASAR SI FRACASO, SI PIERDO, SI NO SOY CAPAZ, DI ME MUESTRO DÉBIL?

Te darás cuenta que nuestras creencias limitantes nos ponen una venda en los ojos, pero que si miramos más allá de la oscuridad, no son tan graves como pensamos. Solo debemos saltar, retarnos y seguir…

El elefante encadenado…

Les comparto este video que me encantó del Elefante Encadenado de Jorge Bucay, donde relata la historia de un elefante que siempre tuvo la creencia del “NO PUEDO”.

http://https://youtu.be/GrPabK-N6NE

 

“Vamos por el mundo atados a cientos de estacas, que nos restan libertad. Vivimos pensando que no podemos hacer muchas cosas, simplemente porque una vez… lo intentamos y no lo conseguimos…. Grabamos en nuestra memoria este mensaje” Jorge Bucay.

Que tengas un excelente día!

 

Sígueme en Facebook…

 

2 Comments on “¿Qué te dicen tus miedos?”

  1. Sentir que hemos “fracasado” es una carga pesada que nos paraliza. Es uno de mis mayores miedos. Aunque a veces, la situación no corresponde unicamente a los errores de uno sino que surgen además, de la desventura de haber sido muy transparente y mantener los valores morales por encima de todo. También cuando el desempeño no depende solo de tí sino de otras personas que son responsables de comunicar lo que esperan como resultado en tu comportamiento/trabajo,
    Ahora bien, en estos días de lectura exhaustiva, buscando conseguir sentirme mejor, encontré que “hay 3 formas de fracasar”: Cuando renuncias, cuando no mejoras o cuando no se hace el intento”.
    Esto me ayudó a entender que ya no le tengo miedo al “fracaso” porque, es muy de mi personalidad seguir intentando, buscar opciones de mejora y de aprendizaje, así como jamás renunciar a seguir avanzando.

    1. Wow, espectacular esto que traes. Es cierto lo que dices e independientemente de las formas de fracaso o las causales, al final la gran pregunta es: Qué me esta enseñando este fracaso para mi vida? Qué me está mostrando de mí que antes no veía? De qué estoy tomando conciencia a través de esta experiencia difícil? Siempre los fracasos y pérdidas nos dejan grandes aprendizajes para ser mejor a partir de ellos. Un abrazo enorme.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.