El Poder del Perdón

Siguiendo con este reto de 6 semanas para cerrar el 2020 en donde he hablado de virtudes importantes que pueden ayudarnos a vivir una vida a plenitud (amar, servir, agradecer), quiero hoy hablarles de la gran virtud del Perdón.

Si pudiera poner en orden los atributos para vivir una vida con paz interior, puedo decirles que la base de todo lo que hacemos debe ser el AMOR y luego debe existir el PERDÓN.

El amor debe alimentar nuestras acciones y ese amor debe ser incondicional, sin condiciones. Esto muchas veces puede ocasionarnos dolores, decepciones y sin sabores pues a veces esperamos más, queremos recibir un poco de eso que hemos dado sin interés y con tanto amor.

El amor en ocasiones duele, genera heridas; algunas veces sutiles, otras veces profundas, pero depende de nosotros sanarlas y reponernos a estos momentos de dolor.

Es en estos momentos donde entra en juego el PERDÓN, que más que perdonar al otro es sanar nuestro interior, pues el rencor y resentimiento no afecta tanto al otro como a nosotros mismos. El Perdón es para nosotros, es para reponernos, pasar la página y aprender.

A veces el otro no logra dimensionar el dolor que nos causó y sencillamente sigue su vida y nosotros nos quedamos con esos dolores que cada vez se vuelven más profundos e intensos y nos impiden ser felices, confiar en los demás y seguir adelante construyendo bases sólidas para vivir.

Los invito en estos tiempos de Navidad a SANAR SUS CORAZONES y a pedirle al Niño Dios que limpie nuestra alma y renazca en nuestro corazón llevándose todas nuestras raíces de amargura, dolor, tristeza y sentimientos de odio hacia los demás.

Cuando perdonamos nos liberamos, soltamos nuestras cargas y permitimos que lleguen mejores cosas a nuestra vida para ser felices.

One Comment on “El Poder del Perdón”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.